Diablos de Píllaro

La “Diablada de Píllaro” es una tradicional fiesta declarada Patrimonio Cultural Intangible desde el año 2008. Píllaro es una población de aproximadamente 40.000 habitantes, ubicada a 14 kilómetros de Ambato, en la provincia de Tungurahua. Tradicionalmente, los trajes de diablos estaban destinados únicamente a los hombres, pero las mujeres de Píllaro, han logrado revertir esta costumbre y ahora se integran a la fiesta como Maribel Álvarez, de 17 años, que baila con un traje de diablo, por dos años consecutivos.

Los diablos bailan todo el día, durante los primeros seis días de cada año, al ritmo de la banda de pueblo que se considera “El alma de la fiesta”.

En la fiesta intervienen tres personajes principales: los diablos, que representan a los peones indígenas disfrazados, las parejas de línea que representan a la burguesía y las guarichas que son mujeres denominadas “carishinas” o descuidadas en los quehaceres domésticos.